Liz* ~ Procrastinator Extraordinaire

Los padecientes - Gabriel Rolón Conozco a Gabriel Rolón por su paso por "La Venganza" y por eso que quise darle una chance a Los Padecientes y ver qué tal está como escritor. Mi primera impresión del libro y que permaneció como el sabor a caramelos Media Hora durante toda la lectura fue: un psicoanalista en un thriller psicoanalista... Solo creo que faltaba un anexo con material de estudio y el diploma de Rolón al lado para completar la idea de que EFECTIVAMENTE, Rolón es psicoanalista.Por eso, no pude evitar sentirme a la defensiva durante toda la lectura. Las primeras páginas tenían sabor a Bucay, luego una cátedra de Psicoanalisis 101 y cuando estaba a punto de renunciar, se volvió interesante. Gabriel Rolón Pablo, exitoso psicoanalista, acepta el trabajo de encontrar la verdad detrás del asesinato de un empresario corrupto y perverso. La trama esta llena de la misma fórmula del género. Sexo casual, el héroe con un pasado que lo persigue, las mujeres que se le ofrecen sin problema. El verdadero asesino se hace evidente desde segunda mitad del libro, pero resta leer las ultimas 150 páginas para comprobar lo que uno ya sabe. Predecible, muy predecible. Es más, ante la revelación de que Paula era abusada por el padre mientras Camila y Javier se escondían con la madre tuve que detenerme y pensar: ¿esto no lo sabíamos hace rato? ¿O será que mi capacidad deductiva es mejor que la de Pablo?Uno de mis mayores problemas con el libro, fue la sensación de que Rolón intentaba demostrar una y otra vez la validez del relato con un desparramo de conceptos psicológicos y de la psiquiatría. El otro fue el lenguaje coloquial. Sí, la argentinidad al palo. Pero me distraía demasiado el diálogo innecesario o fingido y la reflexión en voz alta. El final estuvo bien. Aunque no me cerró el tema de los matones, el que amenazaba al abogado. La historia daba la sensación de que era más grande de lo que parecía, pero nunca vemos nada de eso. Anti-climax en mi opinión. Luciana, Helena y Jose desaparecen en la última parte de la historia, aunque también eran sospechosos? La idea de que Fernando estuviera implicado, y el medico que atendía a Javier también... son todas deducciones. Demasiadas.En fin, una lectura para esperar en la cola del banco o en la sala de espera del dentista. Entretiene pero no te cambia la vida.Dios salve al psicoanálisis.